domingo, 3 de marzo de 2013

U2 and Pavarotti - Miss Sarajevo





Siempre pensamos que estamos a salvo de catástrofes, la más cruel y estúpida de todas ellas es la guerra, y si esa guerra es civil, ya es el colmo del absurdo.
No te hablo de países lejanos, tampoco "subdesarrollados" ni con una cultura muy diferente.
A principios de los años 90 la guerra de los Balcanes azotó el mismo centro de Europa con una crueldad sin igual. Sólo los españoles 60 años antes, demostraron una capacidad similar a la de los vecinos eslavos, a la hora de aniquilarse entre hermanos con una crueldad digna del más despreciable de los seres.
Os explico en que consistió la guerra brevemente, así por encima para que entendamos el porqué.


Al desintegrarse Yugoslavia en 1991, con la independencia de Croacia y Eslovenia, los líderes nacionalistas serbobosnios como Radovan Karadzic y serbios como Slobodan Milošević se marcaron como objetivo principal que todos los serbios (diseminados por las distintas repúblicas que componían Yugoslavia) vivieran en un mismo país. ¿Para qué?...pues no lo sé.
En febrero de 1992, el pueblo de Bosnia-Herzegovina decide en referéndum su independencia de la República Federal Socialista de Yugoslavia, en una votación supuestamente boicoteada por los serbobosnios.
La sección del Ejército Popular Yugoslavo en Bosnia-Herzegovina fiel al nuevo estado se organizó en el Ejército de la República Bosnia-Herzegovina (ARBiH), mientras los serbios formaron el Ejército de la República Srpska (VRS).
Ahora ya con todos armados hasta los dientes era el momento de empezar a ver quien era capaz de mear más lejos.
Comenzaron los bombazos y lo asesinatos,
en un principio los serbios ocuparon el 70% del territorio de Bosnia-Herzegovina, pero al unir sus fuerzas el Consejo Croata de Defensa y el ARBiH la guerra tomó otro rumbo y las fuerzas serbias fueron derrotadas en la Batalla de Bosnia Occidental. 


La participación de la OTAN, durante 1995 contra las posiciones del VRS internacionalizó el conflicto, pero sólo en sus etapas finales. La alianza bosniocroata ocupó un 51% del territorio de Bosnia-Herzegovina y llegó hasta las puertas de Banja Luka. Al ver peligrar su capital de facto los líderes serbios firmaron el armisticio y la guerra terminó oficialmente con la firma de los Acuerdos de Dayton en París el 14 de diciembre de 1995.
La guerra duró poco más de tres años y causó cerca de 100.000 víctimas entre civiles y militares y 1,8 millones de desplazados. De las 97.207 víctimas totales documentadas, el 65% fueron bosnios musulmanes y el 25% serbios. Dentro de las víctimas civiles, el 83% correspondió a bosnios.


Ahora vamos a la canción...
La ciudad de Sarajevo, sufrió sitio durante tres años por los serbobosnios, todo ello a la vista de la pasividad e indiferencia de la comunidad internacional. Las imágenes de horribles asesinatos y barbaridades cometidas en la guerra, poblaban las imágenes de los telediarios y las portadas de los políticos.
La opinión pública internacional con el paso del tiempo se hizo eco de los padecimientos de los sitiados, allanó el camino al esfuerzo propagandístico a nivel mundial del gobierno bosnio-musulmán, cuyos dirigentes –en el fondo, tan criminales como los serbo-bosnios o los croatas-, reclamaban en exclusiva para su causa el papel de víctimas de la tragedia desencadenada tras la voladura de Yugoslavia como Estado, y decían representar la modernidad y el pluralismo europeos en materia política y cultural frente a la barbarie sectaria y fascista que supuestamente encarnaban los serbios, especialmente los serbobosnios.
Fue entonces cuando surgió la idea de convocar un concurso de belleza, que debería designar por primera vez en la historia una Miss Sarajevo.
Alrededor del evento se realizó un extraordinario esfuerzo propagandístico por diversos gobiernos europeos. Eurovision se encargó de retransmitir el certamen a todo el mundo.
Imaginaos la lozanía y belleza que podrían lucir las chicas de una ciudad sitiada y en guerra...
Un desfile de adolescentes malnutridas en traje de baño se paseó ante las cámaras de televisión, en una ceremonia esperpéntica con un mensaje final en el que podíamos leer el verdadero mensaje del concurso...NO LES DEJEÍS MATARNOS .



La chica que ganó se llamaba Inela Nogic, se especuló sobre la presunta muerte de la muchacha días después, pero quedó demostrado que no era cierto,consiguió salir del país y casarse con un ciudadano holandés del que más tarde se divorciaría. ¿Sabéis cual es el premio que se ofertaba para la ganadora?...un viaje de peregrinación a La Meca..sin coña.
Bueno ahora que ves el video, (que por cierto es buenísimo) imagina tu ciudad así, esos lugares que conoces y que cada día ves pasar por la ventana al circular en coche, completamente destruidos.
Esa incongruencia, esa suprema contradicción, ese disparate surrealista en suma, es lo que U2 y LUCIANO PAVAROTTI (si lo pongo en mayúsculas porque no hacer ese homenaje al gran LUCIANO sería un insulto)nos cuentan en Miss Sarajevo. En este primer enlace os adjunto un directo subtitulado para que disfrutemos todo de la potencia del Luciano y la elegancia de sus compositores U2.


En el video original vemos lo que os conté, una ciudad destrozada por la guerra con flahsbacks de aquel concurso.


Y como todas las grandes canciones cuenta con su versión...Esta de George Michael.